Esta pretende ser una guia básica para ayudarle a construir el hábito que puede ahorrarle mucho tiempo y dolores de cabeza.

En este breve artículo se listan unas pocas cosas que usted debe controlar regularmente. Es de suponer que cuenta con un manual de usuario con todas las especificaciones de su modelo de motocicleta. Si no lo tiene, el primer paso entonces es hacerse de uno.

Es importante también que sea capaz de conseguir información sobre su motocicleta en la Internet. Se pueden encontrar manuales de taller de varios modelos de motos en archivos PDF o en CD y por muy bajo costo.

Siempre que se trate de un vehículo de cuatro ruedas usted no necesita alarmarse si la presión de los neumáticos no es la adecuada, pero ese no es el caso de las motocicletas porque las dos ruedas hace crítica esa condición.

No debe arriesgarse descuidando la estabilidad y seguridad de su motocicleta, simplemente por la molestia que puede darle un poco de tiempo dedicado a su mantenimiento rutinario.

Hay un chequeo que se debe efectuar siempre antes de comenzar a conducirla: la condición de los neumáticos, su presión de inflado, siempre hay que mantener los valores dentro de los rangos especificados. Es un mantenimiento básico.

El nivel del aceite siempre hay que verificarlo con la moto sobre el nivel del piso.

Si cuenta con un sistema de refrigeración, generalmente en motos grandes, verifique el nivel del líquido refrigerante.

La cadena de transmisión debe tener la tensión adecuada y se debe encontrar lubricada.

Nunca olvidar los frenos, controle que funcionen que se perciba confortable al accionarlos.

Todas las luces deben funcionar, muy especialmente la luz trasera de los frenos porque es seguro que usted no desea que los vehículos por detrás no adviertan sus acciones de frenado.

Haga una exploración visualpara detectar cualquier cosa que no impresione como que está en su lugar. Si todo resulta bien, entonces a marchar al camino.

Hay chequeos periódicos que debe agendar para evitar olvidarlos, por ejemplo: chequear la batería, que sus conecciones no se encuentren flojas, fuente de sorpresas posteriores.

Observe el nivel del electrolito, eso es para algunas baterías porque ya predominan las del gel y selladas permanentemente por lo que no hace falta tal control de mantenimiento.

El balance de los carburadores, es también muy importante si su moto tiene más de uno, puede que resulte un poco dificultoso la primera vez, pero una vez que lo logró se hace fácil en las siguientes.

En algunas motocicletas el tiempo del encendido es un aspecto crítico. La mayoría de las motos modernas tienen encendido electrónico que no requiere de meter mano para ajustes.

No es recomendable que toque las válvulas, es mejor llevar la moto para eso a un mecánico especializado.

La carga sobre las ruedas, es el peso soportado por cada una, es necesario revisar la moto sobre el suelo y observar si hay juego de las paredes laterales de las cubiertas porque lo recomendable es que no se vea o sea mínimo si está presente.

La horquilla del frente no debe tener juegos cuando se la presiona o se tira de ella. La rueda trasera no debe tener juegos de lado al girar libremente.

Revise el nivel del líquido de frenos, el estado de las mangueras buscando cualquier deterioro y las zapatas de freno por si se encuentran muy gastadas.

Cables y levas deben funcionar suavemente, Ponga algo de grasa en el pivote del pedal de freno y también aceite en los cables, si es posible. Hay una herramienta de ayuda para introducir aceite en los cables.

Tornillos y tuercas, repase todos los de la motocicleta con una llave de herramientas en la mano, tornillos, bulones y tuercas deben verse en buena condición y estar bien apretados.

Esto antedicho es lo más esencial para el mantenimiento básico de las motocicletas y al menos que usted sea un muy buen mecánico, cualquier trabajo mayor debería encargarlo a un buen mecánico confiable o al concesionario oficial de la marca.

 

Fuente en inglés: James Hunaban es el propietario del sitio web motorcycling-news.com, lleno de información útil sobre motos.